Mother! Explicación

No hay comentarios

¿No has visto la película de “Mother”? No la veas, será una tortura psicológica que cuando veas de que trata realmente te darás cuenta que no valió la pena tal maltrato psíquico. Y si ya la viste y viste las explicaciones, quiero aportar una contestación a la última obra de Aronofsky.

(SPOILERS)

Explicación de Mother

1 ‘Madre!’ es una cinta inspirada en la Biblia.

2 El personaje de ‘madre’ es en una representación de la madre naturaleza.

3 La casa es el la representación del planeta Tierra, el estudio es el paraíso y el sótano el infierno.

4 Su esposo, “el poeta” es la representación de Dios. Él es el creador (lo dice al final de la película).

5 El primer huésped que llega a la casa representa a Adán.

6 Después de que el poeta le saca la costilla al huésped (literal) por la noche, llega su esposa (Eva) al otro día.

7 El diamante en forma de corazón es la manzana prohibida, la cual quiebran y por ende, son expulsados del paraíso (el estudio del poeta).

8 Sus dos conflictivos hijos representan a Caín y Abel, con todo y el asesinato.

9 El poeta tiene serios problemas de vanidad. Nunca está conforme con el amor y la admiración que le brinda su esposa, siempre quiere más, es por eso que le encanta el hecho de tener fanáticos e invita a más de ellos a su casa.

10 Los huéspedes destruyen la casa sin importarles la opinión de la madre, ya que el poeta les dijo que eran bienvenidos, justo como los humanos destruyen la naturaleza.

11 El poeta crea su obra maestra (los diez mandamientos) se la da a su editora (Moisés) y ahí comienzan los verdaderos problemas, ya que todos los huéspedes de diferentes nacionalidades interpretan de manera diferente sus palabras.

12 Comienzan una guerra dentro de la casa, hay asesinatos, adoraciones y pegan por todas las paredes fotografías de el poeta, lo que representa el fanatismo religioso del mundo.

13 Madre está muy mal, está lastimada a causa de la guerra, sin embargo el poeta sigue aceptando a los huéspedes destructores y groseros ya que ellos simplemente piden disculpas y él los perdona.

14 La casa (la Tierra) empieza a venirse abajo con tanta sobrepoblación, odio, guerras y muertes.

15 La madre da a luz en medio del caos, el hijo de la pareja representa a Jesús, de hecho es el mismo poeta quien lo entrega a sus fanáticos que lo matan y comen de él.

16 El poeta le pide a la madre naturaleza que perdone a los humanos, pero ésta decide ponerle fin a todo y destruye la Tierra.

17 El poeta utiliza el amor de la madre naturaleza para volver a crear un nuevo planeta, quizá con nuevos humanos, aprendiendo de sus errores

1 ‘Madre!’ es una cinta inspirada en la Biblia.

La película está basada en las creencias del director, el cuál utiliza imágenes bíblicas para incomodar y crear polémica. La interpretación y el manejo de las imágenes bíblicas están muy lejos del verdadero mundo bíblico.

2 El personaje de ‘madre’ es en una representación de la madre naturaleza.

Aquí es donde comienza el problema. La “madre” naturaleza no existe como un ser consciente. Me impacta la cantidad de personas que tienen en tan poca estima la humanidad y en tan alta estima una creación que nos sabe que existe.

Si el hombre no hubiera pisado esta tierra, los perros, los toros, y todos los animales hubieran muerto, de hambre o destrozados en una pelea, por comida, por aparearse, porque cayeron a un barranco… a la naturaleza no le importa la existencia individual de ninguno de sus seres, y es capaz de hacer desaparecer especies enteras en un solo momento.

Es el hombre, por su dignidad, el que confiere y transmite algo de esa dignidad a todo lo creado. Es el hombre que entiende y comprende “lo bello, lo bueno, lo verdadero, lo justo” quién otorga unos derechos a la naturaleza que la naturaleza misma no se otorga, ni puede, porque no piensa, no comprende, no sabe que existe.

El culmen de la creación visible es el hombre y el hombre está por encima de la naturaleza, somos nosotros los únicos que podemos conferir una dignidad a la creación, dignidad solamente otorgada por la infinita grandeza que el mismo hombre tiene, sin el hombre, la naturaleza no importa.

Como hombres debemos cuidar nuestro entorno, porque el entorno nos soporta, son un medio, pero no es un ente consciente, no sabe, no ama, no le importa nada, bajo las leyes de la naturaleza solo existe el sinsentido, el caos. Sin el hombre, la “belleza” de la naturaleza es un absurdo filosófico, somos nosotros los que podemos ver la creación, admirarla, darle adjetivos de hermosura, majestuosidad… la belleza de una puesta de sol no existe si no hay ningún hombre para verla.

Quién admira la naturaleza, no puede sino preguntarse ¿de donde viene tal orden, tal perfección? Como persona solo puedo deducir que viene de otra Persona omnipotente.

9 El poeta tiene serios problemas de vanidad. Nunca está conforme con el amor y la admiración que le brinda su esposa, siempre quiere más, es por eso que le encanta el hecho de tener fanáticos e invita a más de ellos a su casa.

Una visión distorsionada de Dios. De nuevo, la “naturaleza” está en la estructura inferior de la creación. Una de las más grandes mentiras que autores, guionistas, ateos anti-religiosos, etc. han permeado en los medios es que Dios quiere quitarnos algo, que es una competencia para el hombre. Dios no necesita nada, el desconcertante misterio de la Trinidad nos apunta a un Dios que es relación, comunidad, amor. Ese Dios crea el mundo visible e invisible como donación de si, como entrega, como amor. Como cuando una pareja en su entrega engendran vida, y forman una familia.

Lo que Dios quiere es hacernos participes de su vida divina, de esa dinámica de amor que existe en su seno más íntimo (la Trinidad). Lo que Dios quiere es que en nuestra libertad podamos divinizarnos, es decir ser hombres y mujeres que se entregan por amor a los demás, misericordiosos, humildes, como él mismo, hecho hombre nos enseño.

Dios no necesita nada, Dios no nos creó porque nos necesite, esa es la lógica del amor… te doy vida no porque te necesito sino porque de antemano te amo y te quiero ver nacer, crecer y llegar hasta mi.

“Antes de que yo te formara en el vientre de tu madre, ya te conocía. Antes de que nacieras, ya te había elegido” (Jer 1,5)

10 Los huéspedes destruyen la casa sin importarles la opinión de la madre, ya que el poeta les dijo que eran bienvenidos, justo como los humanos destruyen la naturaleza.

La madre no puede opinar porque no sabe que existe, la naturaleza está dispuesta en las leyes que Dios estipuló desde el inicio de la creación. Cuando en el Génesis Dios crea al hombre, le da la tarea de ser su representante en está creación, —administrador fiel y justo— de los bienes otorgados en la tierra (el Edén).

El problema radica en la libertad del hombre, libertad necesaria para poder amar y reflejar algo de la imagen de Dios, esa misma libertad que podemos usar para destruir nuestro hábitat y matar a los hombres.

La lucha no es en favor de la naturaleza, es en favor de los hombres que si transforman su corazón y su mente, podrán ser justos no solo con la creación, sino ante todo y por encima de todo entre ellos mismos.

“Pondré en ustedes un corazón nuevo y un espíritu nuevo. Quitaré de ustedes ese corazón duro como la piedra y les pondré un corazón dócil” (Ez 36,26)

11 El poeta crea su obra maestra (los diez mandamientos) se la da a su editora (Moisés) y ahí comienzan los verdaderos problemas, ya que todos los huéspedes de diferentes nacionalidades interpretan de manera diferente sus palabras.

Los 10 mandamientos fueron dados a un pueblo en especifico en un contexto social especifico, los Judios no tenían problema en interpretarlos ya que no solo tenían esos 10 mandamientos sino una relación con Dios que se basaba precisamente en mil manera de romperlos y mil maneras en que Dios los iba enseñando y corrigiendo.

Con Jesucristo esos mandamientos son elevados a un nuevo nivel en el sermón del monte, el hombre estaba listo para dar un paso más hacia la divinización…

Habéis oído que se dijo a los antepasados: ‘No matarás;’ y aquel que mate será reo ante el tribunal. Ustedes han escuchado lo que se dijo a sus antepasados: “No matarás; el homicida tendrá que enfrentarse a un juicio. Pero yo les digo: Si uno se enoja con su hermano, es cosa que merece juicio. El que ha insultado a su hermano, merece ser llevado ante el Tribunal Supremo; si lo ha tratado de renegado de la fe, merece ser arrojado al fuego del infierno”

Ustedes han oído que se dijo: “No cometerás adulterio. Pero yo les digo: Quien mira a una mujer con malos deseos, ya cometió adulterio con ella en su corazón”

Ustedes han oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo y no harás amistad con tu enemigo”. Pero yo les digo: “Amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores, para que así sean hijos de su Padre que está en los Cielos. Porque él hace brillar su sol sobre malos y buenos, y envía la lluvia sobre justos y pecadores. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué mérito tiene? También los cobradores de impuestos lo hacen. Y si saludan sólo a sus amigos, ¿qué tiene de especial? También los paganos se comportan así. Por su parte, sean ustedes perfectos como es perfecto el Padre de ustedes que está en el Cielo”

¿Por qué Aronofsky (El director)no hace una película de esto? Porque es más fácil hacer una perturbadora imagen de la humanidad para defender a las plantitas que hablar de las verdaderas profundidades del hombre.

12 Comienzan una guerra dentro de la casa, hay asesinatos, adoraciones y pegan por todas las paredes fotografías de el poeta, lo que representa el fanatismo religioso del mundo.

El fanatismo es inherente a una desviación del amor o admiración verdadera hacia alguien o algo. Esto pasa en el fanatismo religioso, en el fanatismo ambiental y ecologista, en el fanatismo por la milicia, en el fanatismo por la pareja, en el fanatismo por el ateísmo, en el fanatismo por la fama, etc. Esto no habla de lo verdadero, real o bueno de la persona u objeto amado sino de la perturbación y desviación de quién ejerce el fanatismo.

13 Madre está muy mal, está lastimada a causa de la guerra, sin embargo el poeta sigue aceptando a los huéspedes destructores y groseros ya que ellos simplemente piden disculpas y él los perdona.

La naturaleza se lastima a si misma todo el tiempo, existen galaxias (no hablo de mares contaminados, o de 2 grados de calentamiento global), galaxias enteras que son devoradas por hoyos negros, otras que son destruidas en colisiones interestelares, planetas y sistemas solares aniquilados en supernovas y otras monerías que la “naturaleza” hace mientras unos cuantos fanáticos ecologistas destruyen la dignidad humana por una creación que no tiene cuidado en tales pequeñeces.

El amor perdona, si un ecologista quiere encarcelar a su hijo porque piso una plantita, aún cuando este pida perdón, el desbalance psicológico esta de su lado, no de la justicia de Dios. Y si el problema es que la guerra asesine a tantos hombres, estamos hablando entonces de otro nivel de problema que requiere una reflexión más profunda, pero ni Aronofsky ni la película les importa realmente la guerra como aniquilación del hombre por el hombre, sino del hombre que altera la “naturaleza”

14 La casa (la Tierra) empieza a venirse abajo con tanta sobrepoblación, odio, guerras y muertes.

La tierra desaparecerá inevitablemente y antes por causas “naturales” que por el impacto que el hombre haga. “La sobrepoblación” es un mito creado por la élites, hay suficientes recursos para toda la población actual, el problema es que la mayoría de dichos recursos están acaparados por un mínimo porcentaje de la población (que son precisamente quienes controlan los medios de comunicación, los poderosos del mundo). Irónicamente Aronofsky no se da cuenta que la única esperanza de la naturaleza es el hombre, quién puede impulsar el avance científico por un lado y por otro su conversión espiritual hacia Dios. Un hombre que pueda poner dicho avance científico en bien de una creación que Dios mismo desde un inicio nos manda a regir con justicia y sabiduría.

15 La madre da a luz en medio del caos, el hijo de la pareja representa a Jesús, de hecho es el mismo poeta quien lo entrega a sus fanáticos que lo matan y comen de él.

Quién da luz a Cristo no es “la madre” ni la “naturaleza” sino una persona real. Dios verdadero y hombre verdadero. Cristo entrega su vida LIBREMENTE por amor al Padre y al hombre.

Para el antiguo, para el Judío, para el que estaba más cerca de la alianza con Dios, una familia era todo aquel que venia de un mismo linaje, de un mismo antepasado. Por eso todos en Israel eran hermanos, y a su vez dividían sus familias en tribus enormes. Pero además, un forastero podía entrar en una familia, podía ser aceptado aunque no tuviera lazos de sangre, solo debía adoptar las responsabilidades y culto de la tribu a la que se introducía. La alianza o pacto entonces se celebraba con una comida en común y un sacrificio (¿la última cena?) y este pacto era más que un contrato, era un intercambio de personas, tú para mi y yo para ti. (¿matrimonio?)

Por eso la alianza de Dios con Israel era algo más que una fidelidad entre un rey y un vasallo, era la fidelidad de una familia.

Por eso cuando Dios se hace hombre y admite—toma nuestra naturaleza humana… lo hace para lograr algo que ningún otro hombre iba a poder lograr de ninguna manera, la entrega total y absoluta hacia Dios, el sacrificio perfecto de la vida siendo él completamente inocente y sin mancha, sin nada que ganar para él que no sea darnos todo. Cuando se encarna, pisa la tierra, y se ofrece a si mismo en la cruz… sella una nueva alianza entre el hombre (con el como nuestro representante—salvador) y Dios (La Trinidad). Por eso podemos decir que nosotros, que somos forasteros a la divinidad, a la familia trinitaria, somos adoptados por ella en el pacto, en la alianza de Jesús. Es en él, que podemos llamarnos verdaderamente, VERDADERAMENTE, HIJOS DE DIOS.

¿Pero no podía haberse ahorrado Dios todo esto y simplemente darnos la vida divina? NO, porque Dios no puede mentir, no puede darnos algo que no haya sucedido realmente… un hombre tenia que lograrlo, tenia que hacernos participes de la vida trinitaria, de la entrega total… ahora podemos “colgarnos” de esa victoria simplemente por amar a Cristo e intentar seguirlo, por entrar en su nueva familia, la Iglesia, por haber nacido de una mujer, por haber nacido en esta carne, que sin Cristo nos condenaba a la lejanía divina, ahora con Cristo nos hace hijos de Dios.

La revelación de Dios es la locura de un Dios que nos creo para él y para los demás, para no estar nunca solos. Cuando no quisimos amar, cuando nos expulsamos nosotros mismos de la presencia de Dios, el comienza a realizar alianzas con nosotros, nos va educando poco a poco en lo que es la verdadera adoración, ser como Él… hasta asumir por nosotros nuestra naturaleza y adoptarnos si confesamos con nuestra boca que él es Jesucristo nuestro salvador, que es decir, él es quién nos rescata de la soledad y nos adopta en una familia para que ya no estemos solos sino que podamos amar con todo nuestro corazón con toda nuestra mente y con todas nuestras fuerzas, porque la soledad solo se llena amando como Dios ama.

Aronofsky tendría que enfrentarse a titanes como San Agustín, Santo Tomás o los Padres de la Iglesia antes de intentar acercarse un poco al misterio de la encarnación, pasión y muerte de Jesucristo. Su burda escena muestra el bajo nivel que puede alcanzar para lograr “impactar” a la audiencia, sin que ese impacto lleve realmente contenido ni sentido.

17 El poeta utiliza el amor de la madre naturaleza para volver a crear un nuevo planeta, quizá con nuevos humanos, aprendiendo de sus errores

El hombre es el culmen de la creación visible, dentro de la historia humana tenemos hombres de inigualable belleza, justicia, entrega y santidad y ejemplos de hombres de indecible maldad, injusticia, mentira y egoísmo. La naturaleza no se entera de esto, un meteorito cayendo y partiendo por mitad la tierra es a nivel cósmico como un grano de arena cayendo y “perturbando” un océano del tamaño de 10,000,000,000,000 de soles. Quién tiene que aprender es el hombre, aprender a mirar a Dios y confiar en él, a ver a Jesús, Dios hecho hombre, y entregarnos como nos ha enseñado. Aprender a respetar el mandato divino de cuidad con justicia y sabiduría esta creación, no solo la naturaleza, sino ante todo y por encima de todo a mis hermanos, que son todos los que me rodean y tienen hambre, no solo de pan, sino de sentido, esperanza y amor.

Nuestro Dios es un Dios que salva

crucifixion tintoreto

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s